Una breve historia (2020) de Fahmidul Haq

Durante los últimos años, y a través de un conocimiento hecho por Mostafa Sarwar Farooki, he tenido el placer de conocer al profesor Fahmidul Haq, discutir con él un poco sobre el cine de Bangladesh, y también presentar sus escritos en Asian Movie Pulse. Por lo tanto, fue muy interesante para mí leer y reseñar su primer libro en inglés, pero también un reto, como siempre ocurre cuando se reseñan las obras de alguien que se conoce. Sin embargo, echemos un vistazo más cercano, y espero que objetivo, al libro.

Comprar Este Título
en Amazon

La «historia», tras destacar el concepto de «breve» mencionado en el título como una visión panorámica sobre el cine local, comienza con algunos datos generales sobre la situación actual de la industria, así como las tendencias del público en relación con las películas. El siguiente capítulo aborda ampliamente los inicios del cine bangladesí, un tema siempre candente sea cual sea el país al que se refiera el cine, pero aún más complicado en el caso de Bangladesh, que primero formó parte de la India y luego de Pakistán, antes de independizarse. Así, Haq recoge la historia desde las primeras exhibiciones de Bengala Oriental, hasta llegar al nombre de Hiralal Sen, ya que fue el primer exhibidor de películas, cineasta y fundador de la primera empresa de cine en Bengala Oriental, comentando también por qué su película no se considera la «primera». La historia de Sen se revela como una de las más interesantes del libro, ya que está intensamente ligada al inicio del cine local. A continuación, Haq nos lleva a la familia Nawab y a la formación de la Sociedad Cinematográfica de Bengala Oriental de Dhaka y a sus primeros títulos, de los cuales «El último beso» ocupa un lugar destacado.

El siguiente capítulo recorre la historia del cine convencional con el nombre de «Mukh o Mukhosh», al que Haq dedica gran parte del libro, tanto a la película como a su director, Abdul Jabbar Khan, añadiendo también datos sobre la historia de Bangladesh, que, sin duda, tuvo también un impacto en el cine local. La creación de la Corporación de Desarrollo Cinematográfico de Pakistán Oriental (ahora BFDC – Bangladesh Film Development Corporation) surge como un acontecimiento bastante importante también en este capítulo, y el resto explora el cine antes y después de la Guerra de Liberación, esencialmente hasta hoy. Algunos capítulos resultan bastante interesantes. Los años 70, en particular, ofrecen una década fascinante en lo que respecta al cine, con Haq siguiendo la clasificación de Alamgir Kabir de películas de guerra, plagiadas, no plagiadas y poco convencionales, añadiendo, sin embargo, dos propias, las películas épicas de disfraces y las de acción basadas en gángsters. También cabe destacar aquí la referencia al documental de Nagisha Oshima, «Rahman: Father of Bengal», una parte muy poco conocida de la obra del cineasta japonés. El auge del cine en urdu, la desaparición de la industria convencional y el auge de la independiente, sobre todo por el auge de los títulos ultraviolentos de serie B que incluían escenas de porno blando, nos lleva al siguiente capítulo, que trata casi exclusivamente del cine indie.

RECOMENDADO  Aquella vez que me reencarné en una baba Temporada 1 (2018) de Yasuhito Kikuchi

Aquí, la definición de cine independiente surge como algo interesante, junto con el Movimiento de Cine Alternativo y el Movimiento de la Sociedad Cinematográfica. Las cuestiones de este tipo de cine en particular ocupan también un lugar central, con la colocación de productos, la inexperiencia respecto al escenario global que ha dado lugar a cierta explotación de los cineastas locales por parte de las compañías de distribución internacionales, y la tendencia a la autocensura, aparecen aquí como algo bastante interesante, tanto como señalado y realista. También hay que destacar el hecho de que Haq se centre en los documentales desde el principio del libro, dándoles espacio en, esencialmente, todos sus capítulos, en otro aspecto excelente aquí.

Esta reseña no estaría completa si no mencionara un aspecto negativo muy importante. «Cinema of Bangladesh» es la primera vez que Nokta, la editorial del título, se aventura en publicaciones en inglés, y se nota, ya que la redacción se beneficiaría definitivamente de una mejor edición. El uso de «the», «a» o nada en particular es bastante defectuoso, tanto como la repetición de palabras como «film», junto con algunas otras repeticiones aquí y allá. La fluidez podría ser un poco mejor, pero en general, esto no es exactamente un problema. Además, a medida que avanza el libro, estas cuestiones pierden importancia (o se podría decir que el lector puede acostumbrarse a ellas).

Aparte de este problema, sin embargo, el enfoque que Haq aplica es excelente, y el libro fluye con mucha facilidad en su mayor parte, ya que se centra en la historia, las personas y los acontecimientos que dieron forma al cine bangladeshí, incluida la historia de la zona, y no en el análisis de películas concretas, que a menudo puede resultar tedioso en otras publicaciones. También es importante la forma en que se desarrolla toda la «narrativa», desde el comienzo del cine local hasta nuestros días, ya que considera el libro tanto histórico como contemporáneo, lo que le añade urgencia. Además, la definición de cómo se establece el inicio del cine de un país y de todo el concepto de cine independiente añaden aún más valor informativo al título. Por último, y en algunos comentarios sobre la edición, la presencia de cuadros, carteles y fotogramas de películas funciona bastante bien como desahogo del texto, mientras que, con menos de 150 páginas esencialmente (excluyendo el índice) es tan condensado como podría serlo en otro rasgo de la edición.

En términos de contexto, «Cinema of Bangladesh: Una breve historia» está a un nivel muy alto; lo que necesitan, sin embargo, las futuras obras en inglés tanto de Fahmidul Haq como de Nokta (que ya están listas si no me equivoco) es una mejora de la edición general, que permita al lector disfrutar de la información aquí compartida con mucha más facilidad.