Mi vecino Totoro (1988) de Hayao Miyazaki

«Mi vecino Totoro» y su personaje titular se encuentran entre los estrenos más icónicos del Studio Ghibli, y la fama y el estatus de ambos ha crecido significativamente a lo largo de los años, en una tendencia que aún continúa. De este modo, aunque la película solo recaudó 6,1 millones de dólares en la taquilla, pasó a recaudar aproximadamente 266 millones de dólares por las ventas de vídeos domésticos y al menos 1.142 millones de dólares por las ventas de artículos con licencia, lo que suma al menos 1.414 millones de dólares de ingresos totales, a fecha de 2018.

Studio Canal lanza la película en una edición limitada del Box Set del 30º Aniversario que incluye una edición Doubleplay (DVD y Blu-ray) de la película, empaquetada en una caja rígida de lujo de gran tamaño con nuevas ilustraciones exclusivas y numeración holográfica. El estuche incluye un libro de 176 páginas de tapa dura titulado El arte de mi vecino Totoro, así como tarjetas artísticas, un póster de 16′ x 24′ con las ilustraciones originales del cine japonés, una bolsa de algodón de alta calidad, un juego de pegatinas magnéticas y un cuaderno de tapas duras de Mi vecino Totoro, todo ello exclusivo de la edición del 30º aniversario.

La historia gira en torno a dos hermanas, Mei y Satsuki, que sufren la larga estancia de su madre en el hospital debido a una larga enfermedad. Con el tiempo, descubren otra realidad, que sólo ellas pueden presenciar. El encargado de esta realidad es Totoro, una criatura inicua que parece vivir en un árbol fuera de su casa. Los tres juntos darán forma a una vida cotidiana alternativa y fascinante, aunque el dolor por el sufrimiento de su madre sigue presente.

Miyazaki crea un universo en el que la infancia y su perspectiva del mundo es la norma, destacando el maestro japonés, una vez más, su conocimiento de la psique infantil. Este rasgo se extiende tanto a la creación de los personajes como a la animación de las dos niñas, cuyos movimientos son impresionantemente naturales y realistas, e incluso consiguen retratar su diferencia de edad.

Al mismo tiempo, presenta el concepto de paternidad en su forma más ideal, a través del personaje de Tatsuo, que siempre está dispuesto a escuchar e interactuar con sus hijas, incluso en sus comportamientos más extremos, protegiéndolas al mismo tiempo, pero sin coartar en absoluto su libertad e imaginación.

Con bastante frecuencia, en las películas de Miyazaki, la naturaleza y la humanidad conviven en armonía, siendo bastante evidente su idea de que las personas pueden y deben vivir en la naturaleza o, al menos, convivir en armonía. Este concepto es uno de los más centrales en «Mi vecino Totoro», donde la naturaleza, en forma de Totoro, parece cuidar de los niños, durante las dificultades que tienen que experimentar debido a la situación de su madre. Este aspecto es el más beneficiado por el dibujo tanto del entorno bucólico como de las criaturas fantásticas, cuyo aspecto de conejo puede calificarse fácilmente de adorable.

Todo lo anterior se presenta con mucho humor y un enfoque, en general, happy go lucky, pero Miyazaki no deja de conservar el sentido del drama derivado de la realidad, con la ayuda de la magistral música de Joe Hisaishi. Sin embargo, la fantasía es el elemento que finalmente se impone, a través de los viajes que los tres protagonistas experimentan juntos, siendo el del vehículo felino probablemente el más impresionante.

RECOMENDADO  Lowlife Love - El blog del cine asiático

No hay mucho más que decir al respecto, «Mi vecino Totoro» es una de las mejores obras de Miyazaki y del Studio Ghibli, un anime cuyo valor se mantiene inalterable a lo largo de los años, y una obra imprescindible para todo el mundo. La edición de Studio Canal ofrece una gran oportunidad para volver a verla, como la edición definitiva del título.